En un circo pusieron un

En un circo pusieron un letrero:

SE SOLICITA DOMADOR DE LEONES

Dos personas respondieron: una hermosa rubia de proporciones f�sicas inmejorables y un borrach�n que pasaba por el lugar, que queriendo probar su suerte se anim� a solicitar el empleo.

El due�o del circo piensa que el temulento se desanimar�a al ver a los feroces animales, pues ya estaba inclinado por la despampanante rubia. As� que le dice:

“Bueno, como estamos entre caballeros, creo que es nuestro deber cederle el paso a las damas, si no tiene ning�n inconveniente”.

El beodo contesta afirmativamente.

La hermosa curvil�nea se introduce en la jaula con los leones, haciendo gala de belleza y valent�a. Todo iba bien hasta que, en un descuido, uno de los felinos le tira un manotazo destroz�ndole la silla que utilizaba como escudo. Otro la desarma de su l�tigo, dej�ndola totalmente indefensa.

El primer le�n abalanz�ndose sobre ella le desgarra el vestido, dejando al descubierto sus voluptuosas curvas. Entonces, cuando todos pensaron que los leones iban a hacer pedazos a la hermosa rubia, �stos comienzan a lamerla.

Viendo esto, el due�o del circo se voltea hacia el ebrio y, en tono burl�n, le pregunta:

“�Usted podr�a hacer eso?”

A lo que el borracho, con voz aguardentosa, contesta:

“�Claro que s�! �Nada m�s que me saca a los leones!”

Leave a Reply