Estaba el padre en la

Estaba el padre en la Iglesia, cuando de pronto llega una ciega, �ste la ve y le pregunta:

“Buenos d�as, hija, �qu� se te ofrece?”

La ciega le dice:

“Padre, estoy muy triste, nadie me quiere, soy fea, ciega, nadie quiere ser mi pareja y nadie quiere tener sexo conmigo.”

“Hija, como tu eres ciega y realmente est�s fea, s�lo te ayudar�a un milagro, pero conf�a en Dios y te ayudar�.”

La ciega, m�s triste que nunca, sale de la iglesia, va caminando por las calles muy insegura, cuando por accidente se sube a un puente. Como era ciega, se desorient� y se cay� del alto puente.

Afortunadamente, la ciega cay� en un cami�n lleno de pl�tanos, y empez� a tocar con las manos a sus alrededores para saber d�nde hab�a ca�do, cuando de pronto sorprendida dice:

“�Ay, chicos, uno a la vez, uno a la vez!”

Leave a Reply