Estaba una enorme fila de

Estaba una enorme fila de gente que aguardaba para llegar con San Pedro, ya que �l les dir�a si se iban al Cielo o al Infierno, en eso pasa una se�ora y �l le dice:

“Se�ora, confiese el mayor error que cometi� durante su vida”.

“La verdad, San Pedro, es que yo cuando me cas� ya no era virgen, pero mi esposo nunca lo supo”.

“Est� bien, hija, todos cometemos errores, adelante puedes pasar al Cielo”.

La se�ora se va al Cielo; despu�s de un rato, llega hasta San Pedro una mujer vieja, pero que a�n era virgen y antes de que San Pedro pudiera decirle algo, ella lo interrumpe y le dice muy orgullosa:

“Se�orita vieja”.

“Al Infierno por pendeja.”

Leave a Reply